Páginas vistas en total

lunes, 5 de marzo de 2012

LA RESISTENCIA (Anaerobica Lactica y Alactica)

La resistencia la podríamos definir como la capacidad física básica de mantener un esfuerzo sin que  disminuya el rendimiento.
No hace falta ser un experto para saber que existen varios tipos de resistencia. No es lo mismo correr un 1.500 que hacer una maratón o un ironman. Con lo cual nuestros entrenamientos de resistencia diferirán bastante entre sí, en función del tipo de prueba que queramos disputar.
Hoy hablaré de la resistencia anaeróbica. El término anaeróbico hace referencia a que no hay oxígeno. Más en concreto sería la capacidad de realizar un esfuerzo de alta intensidad sin el aporte suficiente de oxígeno.  Así que ya nos podemos imaginar qué tipo de pruebas o esfuerzos formaran parte de este tipo de resistencia; de esfuerzos explosivos de 1 segundo hasta 2 minutos (la prueba de los 800mts por ejemplo)
Dentro de la resistencia anaeróbica  nos encontramos a dos conceptos: resistencia anaeróbica láctica y la resistencia anaeróbica aláctica.
La láctica se dará cuando haya acumulación de lactato. En pruebas de 400 mts o 800 mts al estar bastantes segundos a alta intensidad, nuestro cuerpo acumula este láctato. El cuerpo no puede estar mucho más tiempo a alta intensidad. El lactato nos obliga a bajar nuestro rendimiento.
La vía aláctica en cambio,  se da cuando el esfuerzo es muy corto y no da tiempo al cuerpo a fabricar el ácido láctico. Veamos un poco más sobre ello.
                                     La Resistencia Anaeróbica Aláctica
Este tipo de resistencia se caracteriza por unos esfuerzos muy cortos y explosivos.
Por una parte nos encontramos con unos esfuerzos de menos de 5 segundos (carrera de 30 mts, detén vertical…). La intensidad es la máxima posible y la fuente de energía es el ATP (trifosfato de adenosina). La intensidad es del 100%.
Entrenando multisaltos, o subidas cortas, estaríamos entrenando este apartado.
Y por otra parte tenemos a unos esfuerzos que nos llevarán unos 5-20 segundos (carreras de 40 mts, 100 mts, carreras lanzadas, multisaltos…)
La intensidad no es del 100%. Al estar unos segundos más que en el anterior caso, no podemos estar a máxima intensidad. Pero casi. Podríamos decir que vamos al 95%. Y nuestra fuente de energía será el ATP y el PC (fosfocreatina).
Tanto el ATP como el PC, son vías de energía de muy rápida obtención, pero que duran muy pocos segundos. Si hacemos un ejercicio a esta intensidad, al cabo de 2-3 minutos ya estaremos al 100% recuperados.
Aún así, si hacemos toda una sesión de entrenamiento basada en este tipo de resistencia (imaginemos que hacemos 10 series de 100 mts), tardaremos entre 18 horas (recuperación incompleta) a 72 horas (recuperación completa). Así pues hay que vigilar de no poner 2 sesiones de este tipo en días consecutivos. Ya sabéis que todo es relativo según el deportista, el volumen de entrenamiento…
Entrenar esta resistencia es ideal corredores de 60, 100 mts, y también para corredores de 5 kms y algunos de 10 km.
                                          Resistencia Anaeróbica Láctica
Serán esfuerzos que durarán un poco más.
Por una parte tenemos a los que duran entre 20 y 45 segundos. La intensidad es sobre el 95%. La fuente de energía es el glucógeno (ya se nos agotó el ATP y la PC), la frecuencia cardíaca es la máxima y el lactato que fabrica el cuerpo también es el máximo ( 18- 25 mm ). Los 200 mts serían un ejemplo de este tipo de resistencia.
Podríamos hacer un trabajo de series. Entre 4 y 8 series sería lo correcto. El tiempo de pausa entre series sería entre 5 y 15 minutos, según nos interese la pausa completa o no. Es un trabajo que debemos realizar casi al 100%, a mucha intensidad, así que conviene dejar descansar el cuerpo.  Deportistas que se preparan para una carrera de 5 o 10 kms podrían entrenar este tipo de resistencia. Son carreras relativamente cortas e intensas. Nos puede venir bien en un momento dado hacer alguna sesión de este tipo de resistencia, aunque sin abusar. No sería primordial.
Y dentro de esta misma resistencia también nos encontramos con los esfuerzos de 45 a 120segundos. La intensidad ya baja un poco, cercana al 90%, la vía energética también es el glucógeno, la frecuencia cardíaca es máxima y el lactato aquí no es el máximo (12-18 mm). Como es imposible estar sprintando 2 minutos a máxima intensidad, el cuerpo debe bajar un poco su rendimiento, por eso el lactato no es máximo. Nos tenemos que regular.
El trabajo de series al ser de más segundos ya no será el máximo de intenso. Si hago series de 2 minutos la pausa puede variar de 5 minutos hasta los 15. Es bastante tiempo, pero lo que buscamos es trabajar a intensidades muy altas.
Aquí ya debemos vigilar un poco con el volumen de trabajo en un solo entrenamiento. Que el tiempo total de la sesión sea de 10-12 minutos (tiempo real de trabajo. La pausa aquí no cuenta). O sea, podría hacer 5 series de 2 minutos a tope con una pausa de 5 minutos entre series, por ejemplo.
Este tipo de entrenamiento es ya bastante duro y se aconseja no repetirlo hasta pasadas 48-72 horas. Es lo que decimos muchas veces: 1 entrenamiento duro (o 2 como máximo) a la semana. El resto de días hacemos un trabajo menos intenso.
Resumiendo, vemos que el trabajo aláctico no nos haría mucha falta (estoy hablando desde el punto de vista del runner). Así que nos centraríamos más en la resistencia láctica. La láctica, recuerdo, son esfuerzos que van de 20 segundos a los 2 minutos. Las típicas series de 400 entrarían aquí. Y si alguno es un "recordman", también podría hacer series de 800. De todas formas, que no pasen de 2 minutos.
Recordad que para recuperarse de una sesión de este tipo harían falta 48-72 horas. Eso significa que deberé respetar esta franja para volver a repetir un entrenamiento similar, pero puedo entrenar igualmente el día siguiente si quiero. Puedo hacer un entrenamiento técnico o bien puedo ir a correr 1 hora tranquilamente a mi 70%. Incluso me ayudará a recuperarme más rápidamente de mi entrenamiento de series.
El sistema láctico tarda unas 4-6 semanas en mejorar su rendimiento y lo óptimo si queremos mejorarlo sería entrenarlo unas 2-3 veces (respetando las horas de recuperación). Las pausas entre series que sean activas, o sea, andando. No os quedéis quietos ni sentados. Otra forma de calcular la pausa es esperar a que nuestras pulsaciones bajen de 120. Un corazón que late a 120 ppm o menos, se considera que está preparado para otro esfuerzo a alta intensidad.
Intentad seguir una progresión; si nunca habéis hecho series, empezad con series de 50 mts y vais avanzando. No empecéis con 5 series de 400, porque seguramente no podréis terminar el entrenamiento.
Espero no haber sido muy denso con el artículo. Intentad leerlo varias veces y entendiendo lo que hay.
Simplemente nos hemos centrado en la resistencia anaeróbica (láctica y aláctica). Esfuerzos de hasta 2 minutos. No más.  Con mucha recuperación, para así dejar al cuerpo recuperarse y así trabajar a altas intensidades. Óptimo para corredores de 5 y 10 km. Evidentemente para los atletas de 1500 y 3000 mts aun mejor.
En un siguiente post hablaré de la Resistencia Aeróbica. Aquí, el tiempo de trabajo será mayor, con lo cual la intensidad no será  tan alta, la frecuencia cardíaca será menor y no trabajaremos con tanto lactato.
                                          
 

6 comentarios:

  1. menudo copy-paste de unas diapos que me conozco jajajaja :p es broooma! ;)
    Buena entrada! como casi siempre!

    ResponderEliminar
  2. Gracias LoLo....
    mañana a ver si me da tiempo de hacer el siguiente....Resistencia Aeróbica.
    A ver que te parece!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo, bastante completo.

    ResponderEliminar
  4. Porfa deme el link de el siguiente artículo de aerobico
    Muy buen artículo felicidades

    ResponderEliminar
  5. Muy Buen aporte es bastante productivo el provecho que se puede sacar sabiendo parametros bastante claors de loumen y resitencia graxias

    ResponderEliminar