Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2017

El Atletismo, Olvida. La historia de Axel Vives

La pista Cubierta de Valencia es el inicio de la historia que hoy, y desde hace algún tiempo, tengo ganas de contar. Si no lo he hecho antes no ha sido por falta de interés, sino mas bien porque mis ocupaciones diarias apenas me dan un respiro para ponerme a escribir por estos "lares".
En Valencia, el 3 de Marzo del 2012 vi en acción y en directo al protagonista de la historia que hoy vais a leer, ese día y en ese escenario se disputa el campeonato de España de Pista Cubierta de categoría Juvenil, yo había viajado hasta allí con uno de mis atletas, Miguel Otero, era su primer año de Juvenil así que el cambio de distancias en las pruebas que habitualmente solía correr nos hizo decantarnos por los 800 metros para ese campeonato a pesar de que también se desenvolvía muy bien en los 1500 metros.
Miguel corrió ese día la segunda de las series semifinales, y no lo hizo con muy buena fortuna, en una carrera que se preveía táctica un toque al inicio de la tercera vuelta lo mandó al suelo literalmente, una lección mas.
Inmediatamente después, se celebró la tercera y última de las series que daban acceso a la final del día siguiente, en una carrera donde los nervios por ganarse un billete en la codiciada carrera donde se disputarían las medallas, el más tranquilo de todos era Axel Vives. El atleta del Playas cerraba el grupo al paso por los 400 metros, progresó en la tercera de la vueltas con una facilidad asombrosa y cerró su semifinal con un último 200 controlado en el que sus rivales no pudieron hacer mas que seguirlo con la mirada.
La facilidad para desplazarse por el tartán de este joven me fascinó.
 Al día siguiente, en la final, la estampa se repitió, se impuso con gran claridad a sus rivales en una final en la que su hermano gemelo, Aleix, sería segundo (la historia de los gemelos Vives nos daría para otro buen texto, seguro).
Axel y Miguel habían coincidido en varias concentraciones de la R.F.E.A. y fruto de ello se había forjado una buena amistad; en los campeonatos hablaban y por consecuencia yo también lo hacia con él.
Axel no había "explotado" deportivamente en la categoría Juvenil, ni esa medalla de Valencia era la primera de su palmares. El joven talento ya atesoraba medallas de la categoría Cadete en los 600 metros, así como los récords Nacionales de la distancia que aún están en su poder (1:21.93 en Pista Cubierta y 1:21.54 al aire libre).
Récord España Cadete 600 metros lisos

Durante los siguientes años a este campeonato Juvenil, acudir a un Nacional en el que Axel Vives corriera los 800 metros, era para ver quién ocuparía los dos cajones restantes del podium, y es que el del ganador tenía nombre y apellidos. Solo en una ocasión, en el Campeonato de España de Comunidades autónomas del 2012 celebrado en Zaragoza un atleta le derrotó; el honor recayó en Sergio Paniagua.
También recuerdo, como hecho anecdótico, la final del Campeonato de España Juvenil celebrada en Durango en el 2013, donde Mohamed El Amrani lanzó la prueba a un paso de 53.5 el primer 400, un ritmo suicida para estas categorías, Axel se mantuvo en el pelotón, pasó 2 segundos mas lento y en los últimos 100 metros con una sangre fría pasmosa, se abrió a la calle 2 para dar caza al intrépido atleta del Bahia de Algeciras y colgarse el Oro.
En su segundo año como Juvenil le llegaba su primera Internacionalidad, lograba la mínima para acudir a Donetsk en Ucrania, campeonato en el que caía eliminado en la 4º de las eliminatorias. Ese año, Axel corrió en 1:52.29.

La temporada 2013/2014 era la primera de Axel como Junior, y se había propuesto volver a ser Internacional con la selección, había Mundial en Oregon, lugar de culto del atletismo en USA y no se podía perder la cita. Descartó la temporada de Invierno para centrarse en la de aire libre ( en el Nacional Junior bajo techo corrió los 400 metros). En su primer 800 de esa temporada corría en 1:51.89 en el mes de Mayo, apenas dos meses después, corría en el Meeting Iberoamericano de Atletismo en 1:48.79. Corrió en Oregon, en el Mundial, pasó la primera de las eliminatorias y se quedó fuera en la segunda ronda, pero su nombre ya estaba en boca de todos en el mundillo del atletismo en España.

Su último campeonato de España hasta la fecha, Castellon 2014


Las amantes del atletismo hablaban maravillas de este joven del año 96 tras ese magnífico año. "Un diamante en bruto", "El futuro del medio fondo Español" he llegado a leer, todo eran elogios para un chico que desde Cadete se había ganado el reconocimiento de todos dentro del Atletismo en España.
Tras esa magnífica temporada todos esperaban la eclosión definitiva de Axel, un paso mas que lo llevara definitivamente al altar de los elegidos. Sin embargo, el inicio de la temporada 2014/2015, no fue todo lo bueno que el desearía. Una lesión en el pie lo apartó de la competición en la temporada Invernal. Ese año lo vi en la pista cubierta, había viajado para ver el campeonato y pude hablar con él, estaba empezando a correr y se mostraba esperanzado en volver de cara a la temporada al aire libre. Sin embargo, no apareció.
La temporada 2015/2016 se la pasa en blanco, ni una sola competición, nada. Axel había desaparecido del mapa del atletismo Nacional. Aquel joven que nos había regalado brillantes carreras, magníficas actuaciones y grandes registros no aparecía por el tartán.
Así que me pregunte a mi mismo, algo que deberían haberse preguntado mas gente: "¿Que ha pasado con Axel?". Por qué no corría, por qué nadie sabia nada y por qué, sobre todo, el Atletismo se había olvidado de el.
Pude hablar con él estos días, quería saber qué había pasado con este prometedor ochocientista, por qué desde aquel mundial en Oregon, nadie, en el mundo del atletismo, sabía nada de él

Esta es su historia desde entonces:

**" Al inicio de la temporada 2014/2015 me lesioné en un pie: Fascitis. Estuve 6 meses tratando el problema y no pude encadenar entrenamientos suficientes para que me ofrecieran la confianza necesaria para poder competir. Decidí hacer borrón y cuenta nueva y centrarme en la siguiente temporada, la 2015/2016. Al comenzar la preparación para la misma, tenía molestias en una rodilla, no me dejaba entrenar bien y los fantasmas del pasado volvieron. Me empecé a comer la cabeza y perdí la motivación, no quería correr, no tenia ganas de nada. Decidí dejarlo, sin motivación nada tenia sentido.

Mis amigos, mi grupo de entreno, mi entrenador y mi familia intentaron que recapacitase. Llevaba en este deporte desde pequeño y todos ellos estaban convencidos de que podía lograr grandes cosas dentro del mismo. No hubo manera.

Había sido internacional en dos mundiales, llevé la camiseta de la selección con orgullo porque era mi sueño desde pequeño. Sin embargo, nadie, absolutamente nadie de la federación se ha puesto en contacto conmigo en todo este tiempo, nada, me sorprendió bastante el poco interés que han mostrado hacia mi persona. Cuando ganas y haces buenas marcas todo son palmaditas en la espalda. Cuando te lesionas o las cosas no salen bien, no le importas a nadie, y es justamente cuando mas lo necesitas.
Ahora he vuelto a los entrenos, y parece que las cosas van bien. Mi idea es pasar la pista cubierta un poco por alto y centrarme en hacer una buena temporada al aire libre. Pelear por volver a estar en la selección, y es que este año hay Europeo Sub 23.

Estos dos años me han hecho ver que para estar arriba, para llegar a lo mas alto, mas vale tener una buena cabeza que unas buenas piernas, la cabeza lo es todo, si falla, nada sale bien.
Si he vuelto al atletismo es por todo lo que este deporte me ha dado, he conocido gente maravillosa y he viajado por toda España y parte del mundo."

Esta es la historia de Axel, pero podía ser la de cualquier otro joven prometedor. Todos nos llenamos la boca narrando las gestas de los jóvenes talentos de nuestro deporte, Carlos Mayo, Jesús Ramos, Adrián Ben, Miguel González... todos sabemos ahora quienes son y lo bien que lo están haciendo, pero, ¿y si mañana no los vemos en un cross, en la pista, o en alguna prueba en ruta? Nadie se acordara de ellos.
Axel tiene un enorme talento, y si la fortuna le sonríe, este año todos volverán a hablar de él, cuando eso suceda, acordaos, que en su etapa mas oscura, nadie se preocupó por él.





5 comentarios:

  1. Yo lo conoci de cadete ya que es del mismo año que mi hermano y ya me pregunta que donde estaba me alegro que hayas vuelto

    ResponderEliminar
  2. Una alegría la vuelta de este fuera de serie.

    ResponderEliminar
  3. Por desgracia la historia que se repite una y otra vez. Solo los nombres de los atletas cambian.Solo cuando están arriba "parece" que les importan.

    ResponderEliminar
  4. Un 5% de los recordista nacionales en edades tempranas solo llega y se mantiene en la elite .
    Falta mucho camino por recorrer las estadiaticas lo demuestran.

    ResponderEliminar