Páginas vistas en total

jueves, 31 de enero de 2013

Operación Puerto (2006/2013)

Lunes, 10:45 horas en  el Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid, da comienzo uno de los juicios mas esperados en el ámbito deportivo de nuestro país.

La juez, Julia Patricia Santamaría, escuchará desde ese momentos las declaraciones de los principales acusados en uno de los escándalos deportivos mas importantes a nivel mundial.
 Con este juicio se espera poner fin a un proceso que comenzó allá por el año 2006, con la detención de varias personas en la ya mencionada operación puerto.

Los principales imputados son:

Eufemiano Fuentes.
 Un excelente estudiante de la Facultad de Medicina de Navarra que se especializó en ginecología. Ha trabajado para la Federación Española de Atletismo y para los equipos ciclistas Kelme y ONCE.
Fue detenido en 2006.
 La Guardia Civil le decomisó planes de dopaje detallados y personalizados para sus clientes deportistas (ojo deportistas, no solo ciclistas) y un total de 185 bolsas de sangre y 39 de plasma para autotransfusiones, así como esteroides, anabolizantes, corticoides y distintas hormonas.
Años mas tarde este "genio" del Hematocrito, también estuvo implicado en la ‘operación Galgo

Manolo Saiz.
El ex director deportivo del ONCE y del Liberty.
También fue detenido por la Guardia Civil y luego puesto en libertad.
Fue uno de los impulsores del UCI ProTour.

José Ignacio Labarta.
 Uno de los directores deportivos del equipo Kelme-Comunitat Valenciana.
 Dirigía  entrenamientos de ciclistas y mantenía una estrecha relación con Fuentes, este también apareció en la ‘operación Galgo’. (vaya por dios, mira tu que casualidad...)

Vicente Belda
Ex director del Kelme


Yolanda Fuentes.
 Hermana de Eufemiano y licenciada en Medicina y Cirugía, fue directora médica del equipo Kelme.  Esta "pajarita" también figuró en la ‘operación Galgo’.

Como principales testigos en este juicio figuran nombres relevantes como los de: Alberto Contador, Jesús Manzano (como veremos adelante, Jesús fue el primero en denunciar el caso), Darío Gadeo, Jorg Jaksche, Ivan Basso, Marcos Serrano, Pedro Díaz Lobato, Ángel Vicioso, Isidro Nozal, Joseba Beloki, Michele Scarponi. Entre otros.

Lo primero que llama la atención en todo esto es que cuando la Operación Puerto estalló, allá por el año 2006, en los primeros registros e incautaciones llevadas a cabo por la guardia civil se habla de un red de dopaje masivo a gran escala, en la que estarían involucrados o implicados, ciclistas, atletas, futbolistas, tenistas y un largo etc, ya que entre los clientes del señor Eufemiano se encuentran deportistas de varias modalidades, sin embargo, desde el principio de la operación se atacó al ciclismo, llegando a titular incluso por aquel entonces un prestigioso diario deportivo nacional con la frase "Operación Puerto el ciclismo se desangra" haciendo alusión a las bolsas de sangre encontradas en los registros de la guardia civil en varios de los domicilios de los implicados.

En ningún momento se investigó a ningún otro deporte mas, y lo que es mas indignante, se le permitió al Doctor Fuentes continuar con sus prácticas, trabajando para clubes de Fútbol y atletas (como sabemos todos, Fuentes también está implicado en la Operación Galgo).

Me gustaría resumir estos casi 7 años, desde que esto estalló, hasta los primeros días del juicio que se está llevando a cabo en la entrada que hoy escribo.

Aunque no se sabe con exactitud, se dice que el inicio de esta operación contra el dopaje nace de las declaraciones en el año 2004 de Jesús Manzano, un ex ciclista que afirmaba en una extensa entrevista al diario deportivo AS, que  durante el Tour del 2003, en la mañana de la 7º etapa el médico de su equipo, el Kelme, le había inyectado algún tipo de sustancia vía intravenosa ( 50 mililitros de oxiglobina) durante la etapa rodó escapado junto a Richard Virenque, pero un desfallecimiento le llevó al hospital, una vez allí, y siguiendo ordenes de su médico de equipo se negó a que le realizaran cualquier tipo de análisis.
Estas declaraciones de Manzano, a las que añade en una entrevista posterior, que durante la vuelta a Portugal del año siguiente,( vuelta en la que toma la salida amenazado con ser despedido si no lo hace) recibió una transfusión sanguínea, unidas al positivo por EPO de Roberto Heras en la vuelta a España del 2005 son lo que provocan el inicio de las investigaciones al Doctor Fuentes y su entorno.

Las investigaciones comienzan en Febrero del 2006 y duran casi 3 meses, el 23 de Mayo, la Guardia Civil, procede a las detenciones de los implicados ya mencionados y al registro de sus domicilios.
Desde el principio, uno de los puntos de la Operación Puerto que más interés despertó en la opinión pública fue conocer la identidad de los deportistas clientes de la red de dopaje desarticulada. Desde el primer momento en que se conoció el caso, la Guardia Civil subrayó que entre los implicados había deportistas de élite de numerosas disciplinas (Fútbol, tenis, ciclismo, atletismo), de quienes incluso tenían vídeos y grabaciones, sin embargo los únicos nombres que se publican son los de los ciclistas implicados, algo que aún a día de hoy nadie entiende.

La lista de ciclistas se hizo publica, así como una segunda lista de un gran numero de bolsas de sangre que estaban marcadas con apodos y que no se podían relacionar con ningún deportista en concreto.

Mientras los implicados están a espera de juicio, una nueva redada contra el dopaje sacude nuevamente el deporte español, la "operación Galgo", esta operación se inicia por un "chivatazo" de un atleta de élite que afirma que recibió en su correo electrónico mails ofreciéndole sustancias para mejorar el rendimiento deportivo.
En esta segunda redada el deporte que sufre mas que ningún otro es el atletismo, ya que entre los principales implicados figuran atletas de élite como Marta Dominguez o Alemayehu Bezabeh, así como entrenadores de prestigio como Pascua Piqueras o Cesar Perez.
Pero lo mas llamativo del caso es que se vuelve a relacionar con todos ellos al Doctor Fuentes y a su entorno.
Se habla entonces de que algunas de las bolsas de sangre encontradas en el domicilio de Fuentes podrían pertenecer a Marta Dominguez, una en concreto estaba etiquetada con el apodo de "Urko", curiosamente el mismo nombre de la mascota de la deportista.
Durante un buen periodo de tiempo parece que ambos casos se relacionan, Fuentes es detenido y llevado a dependencias policiales allí suelta la bomba: "Si yo hablase adiós Eurocopa y adiós Mundial".
La operación Galgo se archivó tras no encontrar indicios de delito el 22 de marzo del 2012, la única víctima de esta redada es el atleta Bezabeh (sancionado con 2 años por intento de dopaje) y el entrenador Pascua Piqueras, los demás se van de rositas incomprensiblemente.

Muchos esperábamos que de una vez por todas se supiera la verdad, una verdad que se le esta ocultando al aficionado Español.

También somos muchos los que esperábamos este juicio con impaciencia,queríamos saber, queríamos conocer a los clientes del Doctor Fuentes, sin embargo las tres primeras jornadas del juicio nos dejan una vez mas con mas dudas que respuestas.

El juicio se inicio el lunes, y estábamos impacientes por conocer las palabras del Doctor Fuentes, y este habló pero sin hablar, midió perfectamente sus palabras y tal y como hizo cuanto estuvo detenido por la Operación Galgo "sembró" para recoger.

Vamos a reproducir algunas de las frases de fuentes en sus declaraciones del martes y el miércoles.

Lo primero en lo que hace hincapié es que, durante su etapa como medico del Kelme nunca se han dado casos de positivo. "Nunca tuve positivos en el Kelme" dice el Doctor a la jueza.
También reconoce que en el año 2006 entre sus clientes se encuentran todo tipo de deportistas "Trabajaba con deportistas de todo tipo, ciclistas, tenistas, futbolistas, boxeadores... para asesorarles en su preparación física"
A lo largo de su declaración habla de las transfusiones "Realizabamos transfusiones por la salud del propio deportista, para recuperarle"
Y hablando de ese tema vuelve a hacer hincapié en que no solo eran ciclistas "Las transfusiones no solo las hacían los ciclistas"
Al ser preguntado porque hacía transfusiones en habitaciones de hotel el doctor responde "Realizabamos las transfusiones en hoteles porque algunos de mis clientes no querían ser vistos en mi consulta por otros deportistas" (yo que no soy un genio deduzco que, muy legal no debía de ser cuando te tienes que esconder)

Durante todo su declaración insiste una y otra vez que lo que el hace es por la propia salud del deportistas (insisto, él habla siempre de deportistas, no de ciclistas) "Nunca hubo donantes anónimos, se extraía siempre sangre del propio deportista". Su argumento principal es demostrar que no hubo delito contra la salud pública.

Al ser preguntado por las bolsas de sangre el Doctor Fuentes saca su  as de la manga  " Era imposible confundir las bolsas, conocía perfectamente todos y cada uno de los códigos y a quien pertenecían, si su señoría quiere le digo ahora mismo los nombres de mis clientes y a quien pertenecía cada una de las bolsas"
Durante unos segundos se hizo el silencio, los periodistas preparaban sus grabadoras y los abogados de la acusación se reclinaban para escuchar atentamente la lista de "clientes" del Doctor Fuentes.
Sin embargo esta lista no se llegó a pronunciar, la juez Santamaría le contestó que si quería hacerlo que lo hiciese, pero que ella no se lo iba a pedir.
Algunos de los abogados de la acusación se lo piden, le piden a la jueza que le pida los nombres de sus clientes, sin embargo esta se niega. La situación es absurda, es como si la Policía detiene al líder de una banda de terroristas y este le dice en el juicio, "si quiere le digo los nombres de mis socios".
 De igual manera, también me parece ridículo,  que tampoco permita al inicio del juicio que la AMA se lleve las bolsas de sangre a su laboratorio para reconocer a los donantes, les solicita que lo deben de pedir por escrito y exponiendo un fin concreto.

El juicio prosigue, pero lo que está claro es que nadie va a saber la verdad.

Los diarios deportivos de medio mundo están que echan chispas con el asunto y están acusando al gobierno de España y a sus respectivas Federaciones deportivas de estar intentando tapar el nombre de "vacas sagradas" de nuestro deporte.
Según un rotativo Inglés, entre los clientes de Fuentes están importantes deportistas que han triunfado o triunfan a nivel mundial, deportistas que de saberse su identidad dejarían muy dañada la imagen del deporte español, sobre todo ese deporte que empieza por FUT y acaba por BOL.

Eufemiano ha encontrado su coartada, y se volverá a ir de rositas, como ya lo hizo hace 2 años y mientras tanto los guiñoles se ríen de nosotros y la prensa extranjera nos tilda de tramposos.
Eso si, queremos Olimpiadas en 2020, lógicamente.... si es que somos la viva imagen del deporte limpio.....

No quería cerrar este post sin antes mencionar lo que esta misma mañana escuchaba en la COPE. El locutor hablaba en primer término del derbi disputado por el R. Madrid y el Fútbol Club Barcelona en la tarde noche de ayer, acto seguido ofrece un breve resumen de como estaba avanzando la Operación Puerto, a su conclusión se despide diciendo " en fin, siempre nos quedará el Fútbol".... amigo mio, siempre nos quedara el fútbol mientras al señor Fuentes no le de la gana de hablar y de enseñar... ese día a la plebe se le acabaran los juegos y muchos se tendrán que sacar la venda de los ojos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario