Páginas vistas en total

miércoles, 9 de enero de 2013

El futuro del atletismo en España



Las elecciones a la presidencia de la R.F.E.A. nos dejan como máximo responsable por 4 años mas a Odriozola, persona que lleva ocupando el cargo en la Federación desde el año 1989, el atletismo en general, demandaba un cambio, por el futuro y la supervivencia de un deporte que cada vez se ve mas castigado. Sin embargo las urnas le otorgan el mandato por otros 4 años más.

La tarea de Odriozola no va a ser fácil, después de la mala actuación de España en las últimas Olimpiadas, nuestro atletismo necesita un soplo de aire fresco, necesita recuperar la ilusión para que con ella vuelvan las ganas de trabajar y de hacer bien las cosas.

Los atletas absolutos reclaman estabilidad, la reducción de sus becas unida a la falta de apoyos privados están obligando que muchos de ellos tengan que empezar seriamente a buscarse un trabajo que les sea compatible con su práctica deportiva para asegurarse un futuro que ellos mismos ven incierto.

“Egoístamente”, los absolutos solo piensan en ellos, algo muy normal a mi forma de ver las cosas, la beca Olímpica Especial ha bajado de 22.500 euros a 12.800 euros en tan solo 4 años, un recorte brutal si tenemos en cuenta que poder acceder a esta beca no es nada fácil de conseguir, requiere trabajo y sacrificio.
Sin embargo muchos se olvidan de algo, no digo todos pero si muchos, y es que estos recortes también afectan y de forma muy significativa a la base de nuestro deporte, las categorias inferiores son quizás las mas perjudicadas por todos estos problemas económicos en los que ahora mismo se encuentra el atletismo a nivel nacional.

Los atletas absolutos reclaman lo que es suyo, algo muy normal y que yo también comparto, pero no pueden olvidarse de que la vida de un atleta de elite es corta, 10, 12 años como mucho, salvo contadas excepciones, y luego que? Si no tenemos relevo generacional el atletismo se muere.

Quiero compartir con vosotros lo que a mi modo de ver es una de las problemáticas más grandes que tiene actualmente el atletismo en España, la falta de relevo generacional, hay muy pocos jóvenes talentos que destaquen y con este panorama el futuro atlético en nuestro pais es desolador.

Cada vez es mas complicado que el talento deportivo aparezca en el deporte, y que aparezca en el atletismo todavía más.
Los jóvenes se han acomodado a un modo de vida “fácil” donde nuestra sociedad les proporciona de todo para su diversión sin necesidad de salir de casa, ya no hace falta quedar con los amigos en el parque para jugar, ni salir a dar una vuelta en bici para pasártelo bien, ahora tienen redes sociales, ordenadores y videojuegos que les proporcionan placer y diversión a cambio de ningún tipo de esfuerzo ni sacrificio por su parte. A pesar de todo esto, aun existen ciertos jóvenes que se aventuran a probar suerte en un deporte que nunca reconocerá el esfuerzo que realizan lo suficientemente.

Sin embargo vemos como estos jóvenes que empiezan con ilusión y que apuntan maneras se quedan en el camino, ¿por qué?
Si repasamos los  rankings de España en los últimos 10 años, veremos como muchos de los atletas que en categoría cadete o incluso juvenil eran campeones de España, ahora ni siquiera estan en activo y los que estan ocupan puestos muy lejanos en el ranking, esto sucede por la mala gestión que sé esta haciendo con el deporte de base, el enfoque no está siendo el correcto y como veremos a continuación no solo es culpa de los mas jóvenes de la casa.
Analicemos algunos de los problemas con los que actualmente convive el atletismo de base.

Concepción hombre-máquina. Búsqueda de rendimiento.

El atletismo en las etapas iniciales debería ser formativo, es decir, su principal labor debería ser la de formar a los jóvenes atletas para que en un futuro sean deportistas de alto rendimiento, sin embargo esto no es así.

En este factor en cuestión no influye la actitud del joven deportista, si no mas bien la de los dirigentes de clubes o asociaciones deportivas e incluso las instituciones que entregan las becas que sustentan a estos últimos.

Si la labor de un club con respecto a la base es la formacion, ¿Por qué las becas se le dan a aquellos que mas campeones tienen?, O aquellos que más numero de licencias tienen?
Lo lógico sería distribuir las becas o subvenciones de forma que se premiara la continuidad de los jóvenes en el deporte, esto obligaría a los clubes a elaborar dinámicas de trabajo que fomentaran la continuidad de los deportistas, la creencia de que cuanto más mejor no vale. El pensar únicamente en crear campeones tampoco, si no les enseñamos a perder, ¿qué pasará el día que pierdan?

El Técnico Deportivo o Entrenador

Figura clave en la formación de los mas jóvenes, muchos lo tenemos claro, sobre todo aquellos que queremos hacer bien las cosas, sin embargo otros muchos no lo tienen tan claro.

La formación deportiva en las etapas iniciales debe de  ser supervisada por profesionales del deporte, por personas que posean determinados conocimientos y que sepan aplicarlos.
El hecho de que no exista una normativa que impida a personas sin formación trabajar con jóvenes es otra de las problemáticas que se debe de subsanar lo antes posible.
A menudo vemos al frente de clubes a padres de deportistas realizando la labor de técnicos de forma altruista, a atletas absolutos del propio club, que como son buenos deportistas logran “engañar” a los jóvenes pensando que porque él es bueno, yo tambien lo voy a ser, a todos ellos les diré:
“Vais al dentista porque tiene una bonita sonrisa, o porque tiene en un marco un papel que pone DENTISTA”
Yo soy de los que creo que los mejores técnicos deberían de trabajar en la base, sobre todo en, las categorias cadete y juvenil, que es cuando sé esta produciendo el proceso de maduración de los jóvenes deportistas.
Son etapas de muchos cambios para ellos y si no estan supervisados por una persona con amplios conocimientos en la materia, las probabilidades de que continúen en el atletismo son muy pocas.

Los jóvenes no son adultos en miniatura, no podemos aplicar con ellos lo que aplicaríamos con un atleta senior, en el 90% de los casos no va a funcionar. Con esto tampoco digo que deban de ir a los entrenamientos a jugar al pañuelo o a colorear dibujos, el entrenamiento deportivo debe de existir ya en estas edades, pero aplicando criterios y pautas de trabajo adecuadas al desarrollo motriz del deportista.


Excesivo protagonismo del técnico deportivo o de los padres en la elección del futuro deportivo del niño

Al hilo de lo dicho anteriormente, debemos de pararnos a pensar, cuantos de nosotros de jóvenes queríamos ser una cosa y poco después otra?

En el atletismo lo mismo, los jóvenes no deben de ser especializados en una modalidad en concreto hasta que su desarrollo deportivo sea completo.
El hecho de que un joven con 12 años sea un buen fondista no significa que con 20 lo vaya a ser, el chico puede cambiar de opinión y querer bajar al medio fondo o incluso a la velocidad, si lo único que se trabajó con él en su etapa formativa fueron los rodajes este chico ya está hipotecado deportivamente, cada etapa del desarrollo de un joven es propicia para realizar determinados trabajos que le ayudaran a ser mejor atleta y mas completo en el futuro.
En este caso siempre aplicar una norma básica, en la formación deportiva hay que ir de lo general a lo especifico, es la clave del éxito.


Todo esto que tenemos que hacer desde abajo, no tiene sentido si luego el joven no tiene continuidad en el atletismo.
Debemos favorecer la incorporación de nuevos deportistas para que estos tengan la posibilidad de competir y demostrar que pueden dar el relevo a atletas ya mayores
Necesitamos fomentar el atletismo de competición, muy abandonado en nuestro pais.
Necesitamos que las pistas vuelvan a albergar a numerosos atletas con ganas de demostrar su valía y su talento.
Es labor de todos y deber de muchos que el atletismo empiece a recuperar parte de su esencia perdida, si no arrimamos el hombro no solo el atletismo de base se muere, sino que el atletismo federado desaparecerá.

                                    




No hay comentarios:

Publicar un comentario