Páginas vistas en total

martes, 15 de abril de 2014

La carrera del siglo y el récord mundial

El título de esta entrada no es mío, es una simple copia de como los organizadores de la Maratón de Londres bautizaron la prueba que discurrió por sus calles el pasado Domingo.

Tengo que decir que razones de peso no le faltaban a la organización para bautizar su prueba como la "carrera del siglo" y es que el pasado domingo a las 10:00 de la mañana, hora Londinense,  se encontraban a punto de comenzar a devorar kilómetros los mejores especialistas en la distancia de los últimos años, con algunas excepciones eso si, pero allí estaban el actual plusmarquista mundial, Wilson Kipsang (2:03:23 en Berlin 2013) el hombre que mas rápido ha corrido los 42km y 195m en la historia del atletismo, Geoffrey Mutai (2:03:02 en Boston) el poseedor del récord de la prueba Emmanuel Mutai (2:04:44) el defensor del titulo Tsegay Kebede el campeón Olímpico y mundial de la distancia, el Ugandes Kiprotich ademas de  jóvenes talentos como Mekonnen o Abshero que junto al debut del campeón del mundo de 10.000m en 2011, Jeilan y el del ídolo local Mo Farah, ponían los ingredientes de lujo a un pastel al que solo le faltaba la guinda, y en toda buena celebración la guinda del pastel no puede faltar, los organizadores de Londres no dudaron en contratar al mismísimo Haile Gebrselassie para conducir a la marea Africana a ritmo de récord del mundo hasta el Kilómetro 30. Como bien digo en mi titular, la carrera del siglo.

El problema una vez mas no fue la carrera en si, que bajo mi punto de vista fue espectacular, si no las enormes expectativas que desde la propia organización nos vendieron en los días previos. se habló de récord mundial, se hablaba de 5 atletas por debajo de 2:05 y de hasta 3 por debajo de 2:04, Haile llevara al grupo hasta el 30 a un paso de 1:27!!!
 (en su último récord mundial en Berlin Haile paso en 1:28, esto era bastante difícil de creer) el debut de Farah que desde la capital Británica nos vendían como estratrosférico, en fin, que como dice un buen amigo mio,que fácil es hablar de marcas, en el papel son muy fáciles de hacer pero cuando te pones las zapatillas te das cuenta que la cosa no es tan fácil como parece.

Hoy no voy a realizar una crónica de la prueba Londinense, por que mis buenos compañeros ya han realizado un soberbio repaso que aquí os dejo:

Miguel Calvo de Foroatletismo:  Cronica Miguel Calvo

y Chema Barberarena de Soy Cobarde: Cronica Chema Barberarena

De lo que realmente a mi me gustaría hablaros es del por qué no se logró el récord mundial en Londres y que deben de mirar los organizadores si realmente quieren buscar ese ansiado récord que le sirva de referencia para poder promocionar su prueba como la mas rápida del mundo.


La primera clave para tener récord del mundo en tu prueba es tener un atleta que sea capaz de realizarlo, repito, UN atleta que sea capaz de realizarlo. El domingo en Londres había demasiados gallos, aunque quizás por marcas dos de ellos (Kipsang y G. Mutai) eran a priori los que mas papeletas tenia de correr por debajo de las 2:03:23. El problema es que Kipsang no llegaba en su mejor estado físico, el mismo lo reconoció en la previa y Mutai es un corredor muy irregular, si esta en forma es imparable, si no lo esta pronto desaparece de la carrera, en este caso el estado de forma de ambos era muy similar, ya que Mutai y Kipsang entrenan juntos en el mismo grupo.
Si quieres récord en tu prueba debes de hablar con el atleta para que prepare específicamente tu prueba para tal fin, algo que en Londres no sucedió.

El segundo punto y para mi el que peor cuidó la organización de la carrera, las liebres, fundamentales, si quieres récord en tu trazado su papel es casi el mas importante.
No se trata de contratar a atletas rápidos y que corran rápido, se trata de contratar atletas que sean capaces de correr a un ritmo determinado los kilómetros pactados, sin acelerones sin tropiezos, además deben ser atletas de confianza para el deportista que busca el récord, debe de ir tranquilo con ellos, seguro del trabajo que van realizando, eso no pasó en Londres. Tras la reunión técnica se habló de un grupo de 3 liebres que irían con el grupo de cabeza a un paso de 61:45, entre ellas Haile que sería la encargada de llevarlos hasta el 30, pues ni una cosa ni otra, antes del 16 solo quedaba una liebre con el grupo de cabeza, Haile se retiró y la media se pasó bastante mas lento de lo pactado 62:30.
Londres ya se encontró con este problema en 2013, cuando las liebres corrieron hasta el km25 a un ritmo infernal lo que provocó una autentica escabechina y no supo remediar el error. Porqué Berlín es mejor que Londres en este aspecto? porque cuida de enorme manera estos detalles, la estrella, el atleta que viene a batir el récord lo tiene todo a su favor, sobre todo el tema de las liebres, en los 3 últimos récords mundiales la última liebre en carrera llevó a los atletas a ritmo de récord mundial hasta al menos el km 30. En 2008 Abel Kiruy llevo a Gebre hasta el 32 a ritmo de récord mundial, en el 2011 fue Geoffrey Kipsang el que llevó a Makau hasta el 30 a ritmo de récord y en el 2013 fue Edwin Kiptoo el que ayudo a Kipsang a forjar su récord mundial. Esto no es fácil de juntar, y seguramente es la clave para el récord mundial, tener entre tus atletas a liebres capaces de correr 30 o mas kilómetros a un ritmo medio de 2:55 el kilómetro.

El tercer punto clave es el trazado, fundamental en los instantes finales cuando el atleta va en fatiga cualquier desnivel por muy pequeño que sea lo nota. Londres tiene un  trazado complicado en sus metros finales por lo que los ritmos de salida deben ser lo mas prudentes posible, cualquier sobre esfuerzo en los tramos iniciales lo acabaran pagando los atletas en los instantes finales algo que sucedió el domingo por ejemplo, con un primer parcial de 5km en 14:21, algo totalmente innecesario.

Sin embargo he de decir que Londres si fue el escenario de una demostración de talento, de enorme talento, el que nos brindó Wilson Kipsang, un atleta que seguramente corra Berlin nuevamente este año (donde allí si se intentara el WR) los últimos kilómetros de Kipsang demuestran dos cosas, la primera que corrió para ganar, es decir, cuando se vio en cabeza y con un único rival fue cuando metió una marcha mas (29:10 del 30 al 40 una autentica barbaridad) y la segunda que  Kipsang no quería récord, o mas bien que no las tenia todas consigo y correr para ayudar a que alguno de los otros gallos se lleve el gato al agua como que no le hacía mucha gracia.
Dicho esto, Londres ha sido una maratón espectacular, pero para el récord mundial necesita algo mas.
Las crónicas completas de las pruebas masculina y femenina en los enlaces de arriba.




No hay comentarios:

Publicar un comentario