Páginas vistas en total

jueves, 8 de agosto de 2013

¿Existe la fórmula mágica?

Antes de escribir este artÍculo, quiero disculpar mi ausencia durante todo este tiempo.
La familia, el trabajo, los compromisos deportivos y algo de tiempo de ocio tuvieron la culpa de que me ausentara durante una temporada.

Dicho esto, también quería decir que mi entrada de hoy iba a versar sobre los próximos mundiales de atletismo que se van a celebrar en Moscú, pero me acordé que durante mi ausencia he tenido varios debates en persona, tanto con deportistas como con entrenadores que me gustaría plasmar en esta entrada.

La pregunta es sencilla: ¿existe una fórmula mágica?, quiero decir, ¿de verdad un sistema de entrenamiento basado en los grandes avances que ofrece ahora la tecnología, puede lograr que grandes deportistas mundiales se conviertan del día para la mañana en superclases en todo lo que se proponen?
Y pongo para ello los ejemplos del Sky Procycling (Ciclismo), los hermanos Brownlee (Triatlón) o el proyecto Oregon (Atletismo).
Todos ellos tienen varios denominadores comunes: ganan todo en lo que participan, entrenan en centros mas que de alto  rendimiento, de investigación deportiva, hay una gran inversión de dinero detras de ellos, y para mi una de las mas importante todos ellos han pasado de ser grandisimos deportistas a superhombres, atletas invencibles que arrasan con todo lo que se proponen, ¿su secreto?, según ellos los nuevos métodos de entrenamiento, por eso pregunto ¿de verdad el entrenamiento puede lograr tal superioridad?

No quiero que nadie que lea esta entrada piense que estoy acusando a nadie de nada, no voy a ser yo el que señale con el dedo a ningún deportista, pero lo que voy es a arrojar algunos datos para que cada uno saque sus propias conclusiones.
Obviamente no voy a hablar de potencias ni desarrollos, ni de transiciones ya que este blog es de atletismo, (aunque podria enumerar algún dato mas que interesante), lo que si voy es a resumir la carrera de la gran estrella del Oregon Proyect, ese que dirige Salazar en su cuartel general de Estados Unidos y que tan buenos y maravillosos resultados está dando. Hablo de Mo Farah, el atleta de origen Somali y que desde hace algun tiempo defiende los colores de la bandera Británica.

Mo está de moda,  hasta va a correr un 600 contra el gran Usain Bolt (ridículo bajo mi punto de vista) acaba de batir el record de Europa de los 1.500m lisos (3:28"81) y no conoce la derrota en el tartán desde hace mas de 30 carreras.

 
Domina todas las distancias que van desde los 1.500 hasta el medio maratón, con registros en todas ellas:
1500: 3:28"81
2000: 5:06"31
3000: 7:34"85
5000: 12:53"11
10.000: 26:46"57
medio maratón: 1:00"23

Impresionante ¿verdad? pero lo que mas llama la atención de todo esto es su progresión, Farah no es un "novato" en esto del correr, lleva ya mas de 12 años dando vueltas al tartán.
En el 2001 fue campeón europeo junior de 5.000 metros, a partir de ahí NADA, en vez de mejorar, involucionó.
Nunca logró ser campeón de Europa sub 23, en los  Juegos Olímpicos de Pekín en 2008  fue eliminado en series ; y antes de 2009 sólo era un corredor de élite europea que como mucho solo podia aspirar a meterse en una final de Mundiales u Olimpiadas, pero poco mas.
Otro dato revelador es que Farah se pasó 8 años sin bajar "ni a palos" (como diría un buen amigo mío) de 3:38.02 en 1.500 y 13:09.14 en 5000.
También podemos añadir del Británico que tras su espectacular marca en los 1.500 ha logrado entrar en un selecto grupo de atletas que han logrado bajar en su carrera deportiva de 3:30 y de 13:00 y si echamos la vista atrás, Mo dista bastante de poseer el talento que sus compañeros de tartán demostraron en su carrera, por poner algun ejemplo: 

- Said Aouita (3:29.46 y 12:58.41)
- Hicham El-Guerrouj (3:26.00 y 12:52.83) 
- Bernard Lagat (3:26.34 y 12:54.12)

Si echamos un vistazo a la trayectoria de cualquiera de ellos nos daremos cuenta de que la linea que trazan es bastante distinta a la de Mo.

Muchas incógnitas en el tintero, se habla de que el Británico va a debutar en Maratón el próximo año en Londres, se dice que ya está firmado y se comenta que pretende correr entre 2:03"30 y 2:04"30, el tiempo lo dirá.
El mismo tiempo también nos dirá si Alberto Salazar y su Oregon Proyect poseen la formula mágica, si sus cintas antigravedad y las sesiones de tapiz en el agua son el secreto para convertir a grandes atletas en superhombres.

Está claro que el deporte avanza, la investigación en torno al mismo cada vez aporta mas novedades, pero también es cierto que cada vez es mas dificil robarle una milesima al cronómetro.

Pero claro está, esto son solo datos, nada mas, porque como todos sabemos, en el atletismo lo que mas cuenta son los numeros.

http://www.youtube.com/watch?v=UwQU1hxjtQs




1 comentario:

  1. Muy buena entrada Ángel.
    En líneas generales, el caso de Farah no deja de ser extraño y curioso. Sin embargo, igual que tú, soy completamente contrario a arrojar acusaciones de algo sin tener pruebas de ello. Mucha, muchísima gente, acusa a los atletas de Salazar de prácticas, cuanto menos, dudosas, sin tener absolutamente ninguna prueba de ello. Parece que en el atletismo el aficionado se presta de primeras a la posición escéptica. El caso me recuerda, por ejemplo, al de Stephen Kiprotich, tras su magnífica victoria en Londres. Me harté de defender a un atleta que había hecho un maratón espectacular, y del que no creía que se pudiera decir tan a la ligera que había sido flor de un día. El otro día me alegré sobremanera cuando lo vi ganar en Moscú, porque todo lo que defendí me dio la razón. Manteniendo las distancias, me recuerda un poco a lo de Farah. Un montón de gente duda de sus éxitos, pero prefiero seguir creyendo que se trata de un atleta curtido, trabajado, y hecho a sí mismo. Si algún día se demuestra lo contrario, seré el primero que pedirá que las cosas acaben en su sitio.
    De nuevo, enhorabuena amigo. Gran entrada y gran tema. Un saludo!!!

    ResponderEliminar