Páginas vistas en total

miércoles, 28 de agosto de 2013

3, 2, 1...... ARRANCAMOS!

El verano es tiempo para disfrutar, para disfrutar del buen tiempo, de la playa, de las fiestas. Es tiempo de darte esos caprichos que luego durante el resto del año no volverás a probar, es tiempo de dormir mas de la cuenta y de acostarte mas tarde que temprano.
Pero el verano es tiempo, también para los atletas, de pretemporada.
Es en esta época del año cuando hay que volver a ponerse el mono de trabajo, en este caso las zapatillas, y volver a mostrarle a nuestro organismo lo que le va a esperar durante los próximos 11 meses.

Siempre me han gustado las pretemporadas, el deportista llega con ilusión, con las pilas cargadas, los entrenamientos son mas tranquilos, todavía no hay agobio de competiciones y nadie se preocupa por las marcas. Solo es momento para aprender, para conocer nuevos métodos y sistemas, es momento para hablar con los atletas y fijar esos primeros objetivos del año.

En la mañana de ayer, el gran grueso del que sera mi grupo de entrenamiento para esta temporada volvía al trabajo.
Esta próxima temporada mi grupo crece bastante, algo que me supone por un lado mas trabajo y por el otro mas satisfacción, y es que siempre dije que el hecho de que un deportista confié en mi para que haga realidad sus ilusiones deportivas me llena de orgullo.
El grupo crece en parte por la creación del Club Deportivo San Paio, club para el cual colaboraré la próxima temporada, tanto como técnico, como en las distintas funciones que requieran mi presencia    como directivo de la entidad                                                   
Así pues la próxima temporada me voy a encontrar con un numero fijo de 18 atletas de los cuales 8 ya entrenaban conmigo la pasada temporada.

De los que ya estaban conmigo la pasada temporada siguen Alberto Reboredo, Kike Reboredo, Jorge Dios y Abdelali que llegaron para mejorar su estado físico, buscaban introducirse en la rutina de una practica deportiva y adquirir nuevos hábitos, después de un año el trabajo ha sido satisfactorio, todos ellos han mejorado su condición física, han mejorado sus marcas deportivas y lo mas importante han conseguido la adherencia al entrenamiento.
También sigue esta temporada conmigo la infantil Alba Bugallo, que terminó la temporada pasada de una forma mas que satisfactoria, logrando mejorar muy ampliamente sus registros en todas las distancias en las que participó, esta temporada queremos seguir en ese camino y introducir nuevas modalidades ya que esta en una edad propicia para ello.
Otro de los que sigue es el triatleta Cristóbal Dios que ha terminado esta temporada de forma brillante colgándose el bronce en el nacional de triatlón de media distancia, para Cris la pretemporada va a ser muy distinta al resto porque su temporada todavía no ha terminado y hay objetivos aun por cumplir.

Continúan también los "milleros" como yo les llamo cariñosamente, Juan Carlos Mosquera y Miguel Otero, dos grandisimos atletas y que al mismo tiempo se complementan muy bien en los entrenamientos, se ayudan el uno al otro. La temporada pasada para ambos se podría clasificar de buena y es que,  aunque determinados objetivos no fueron cumplidos si que otros que no esperábamos fueron logrados.
 Juan Carlos empezó a mediados de la temporada pasada conmigo, y esta será su primer temporada completa; mientras que Miguel inicia su 3ª temporada a mi lado.

De los nuevos que llegan poco puedo decir todavía ya que aun los estoy conociendo y es demasiado pronto para hacer una valoración, está claro que hay deportistas con talento entre los nuevos, como Ivan Sanmartin que la temporada pasada logró el subcampeonato Gallego Júnior de 10,000m, pero hasta verlos y conocerlos un poco mas es difícil aventurarse.

Mención a parte se lleva Jorge Crespo, que también ha decidido que yo sea el encargado de guiar sus pasos esta próxima temporada. Siempre dije de el que es gran atleta y con unas cualidades enormes.
Jorge decidió que fuese yo el que le ayudara con la preparación de la próxima temporada y tras unas cuantas semanas de trabajo (él ya empezó antes) me esta sorprendiendo muy gratamente. Grandes cosas le esperan.

Así que con la ilusión de un niño que estrena zapatillas nuevas, empiezo esta nueva temporada, a buen seguro que habrá trabajo esfuerzo y dedicación, y con un poco de suerte alguna que otra alegría.

ARRANCAMOS!






No hay comentarios:

Publicar un comentario