Páginas vistas en total

martes, 17 de enero de 2012

CORRER, VERDADES Y MENTIRAS

El mundillo del corredor (en general, de todo el deporte) está lleno de falsos mitos que, en algún momento, alguien empezó a dar por válidos.
En el mundo del atletismo, y sobre todo en el de las carreras, parece que estos falsos mitos se acentúan aún mas que en otros deportes.
En la entrada de hoy voy a intentar desmontar alguno de los falsos mitos que circulan por la boca de muchos y que suelen llevar a error a la mayoría de corredores inexpertos que se inician en esto del atletismo.
Claro esta, que solo voy a dar cabida a los mas comunes, aquellos que creo que a la hora de iniciarse en esto del "runnig" son mas  importantes tener claro.
Empecemos pues,a desmontar teorías:
                                                       SUDAR ADELGAZA
Es un clásico… pero puede resultar muy peligroso. Parece que todo el mundo lo sabe, pero todavía resulta frecuente observar deportistas entrenando con exceso de ropa, prendas no transpirables e incluso plásticos que provocan la sudoracion y no facilitan la transpiración. También son muchos los que se meten a la sauna “para perder un poquito de grasa…”
Efectivamente, cuando sudas, pierdes peso. Pero lo recuperas inmediatamente, al reponer los líquidos (imprescindibles para tu salud y tu rendimiento) que has perdido con la excesiva sudoración. El resultado es que has sometido a tu organismo a un sobreesfuerzo y has limitado tu capacidad física sin obtener nada a cambio. Más aun, forzando la sudoración, afectas tu correcto estado de hidratación y haces peligrar tu salud, pero no pierdes ni un gramo de grasa
.
Por lo tanto: SUDAR NO ADELGAZA!
                                               
                     LAS AGUJETAS DESAPARECEN TOMANDO AGUA CON AZÚCAR
Este falso mito, hasta yo mismo lo he tenido que discutir en mi propia casa, y es que aún es hoy el día en que personas allegadas a mi entorno aún se lo creen y lo mantienen como verdad.
Vamos a ver, voy a intentar explicar de donde vienen las agujetas, que son y por que hay ese falso mito del agua con azúcar.
Las agujetas son "ese dolor muscular horas después de realizar un ejercicio intenso o prolongado fuera de lo habitual". Por fortuna, es una lesión pasajera sin mayores complicaciones. Lo mejor es prevenir su aparición, iniciando los nuevos ejercicios de forma progresiva en intensidad y duración. El agua con azúcar no sirve para nada.
Esta “solución” se debe a la antigua explicación que justificaba las agujetas en la acumulación de cristales de ácido láctico en los músculos tras un esfuerzo intenso, que provocaría dolor al articular y al presionar en la zona afectada. Estos cristales desaparecerían al fundirse y ser arrastrados por la sangre que pasa por el músculo, por lo que se recomendaba tomar agua con azúcar (a veces con limón) para que esos cristales desapareciesen o incluso no llegasen a formarse.
Pero al extraer fibras musculares a un sujeto después de un ejercicio intenso, mediante biopsia muscular, no se han podido encontrar nunca cristales de ácido láctico. Los estudios también han comprobado que el lactato sale pronto del músculo y va a la sangre, donde es eliminado en los minutos siguientes al ejercicio, en un proceso que se ha completado en menos de una hora. Estas y otras evidencias han hecho que la teoría de las agujetas provocadas por acumulación de cristales de ácido láctico haya quedado obsoleta. Entonces… ¿qué ocasiona las agujetas? Las investigaciones parecen indicar que están causadas por la práctica de ejercicios en los que predominan las contracciones excéntricas, que son aquellas en las que el músculo se acorta a medida que desarrolla tensión (por ejemplo, en una sentadilla, cuando bajas). Este tipo de contracciones genera tensiones muy elevadas en el músculo, cuya repetición en una persona no entrenada provoca micro-roturas en las estructuras musculares.


Por lo tanto: EL AGUA CON AZÚCAR NO CURA LAS AGUJETAS!

            CUANDO DEJAS DE ENTRENAR, EL MÚSCULO SE CONVIERTE EN GRASA

Esto lo he escuchado tantas veces que, hasta que ciertos profesores me "ilustraron", llegué incluso a creermelo.
Vamos a ver, grasa y músculo son dos tejidos diferentes que no pueden bajo ningún concepto transmutarse el uno en el otro. Es frecuente que deportistas que dejan de entrenar pierdan masa muscular. Si mantienen su ingesta de calorías ahora que su gasto es menor (hacen menos ejercicio y su metabolismo basal ha disminuido al perder músculo) es posible que ganen grasa. Pero en ningún caso se puede transformar el músculo en grasa, ni a la inversa.
Por lo tanto: EL MÚSCULO, NO SE CONVIERTE EN GRASA!

                                  CUANTO MÁS ENTRENAS, MÁS AVANZAS
Este es el error mas común de un corredor cuando se inicia en el atletismo, incluso es un error muy típico de atletas que ya llevan tiempo entrenando.
Cuando estés entrenando "fuerte", pero sin embargo no encuentres rendimiento, hazte a ti mismo esta pregunta:

¿Haces tu rutina de siempre pero ya no avanzas? Esto se debe a que el cuerpo se acostumbra pronto a los tipos de estímulo y tienes que cambiar para que mejore. Prueba con otros tipos de entrenamiento: series en el entrenamiento aeróbico, pirámides en la sala de pesas,  farlecks, Intervals, etc.

Por lo tanto: ENTRENAR MAS, NO ES CORRER MAS RÁPIDO!

Otro de los errores mas comunes, es entrenar mal, sin ideas o directrices, y es que el deporte al contrario de lo que los médicos dicen, si no lo sabes practicar no es BUENO y puede provocar mas MAL que BIEN.

Todo corredor, tanto popular como no popular,(este último, mas si cabe) debe de llevar una supervisión de sus entrenamientos por parte de una persona cualificada, entrenarse a ciegas es como caminar por una cuerda floja sin red, en ambos casos, si llegas a tu destino no pasa nada, pero si te caes por el camino, te harás mucho daño.
                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario