Páginas vistas en total

martes, 5 de noviembre de 2013

De verdad, ¿necesitamos un entrenador?

El título deja claro a simple vista de que va a versar mi entrada de hoy.
Hace tiempo que quería escribir este "artículo", por decirlo de alguna manera, y es que desde que he comenzado en este deporte me he dado cuenta de que según pasan los años la figura del entrenador va perdiendo imagen, cada vez se les respeta menos, y lo que es peor, en cada ciudad hay como 10 entrenadores para cada 5 atletas, curioso ¿verdad?, pero hay mas, la problemática nos se detiene solo en este punto así que si os parece vamos a entrar en detalles.

Antes de nada, seamos sinceros con nosotros mismos, ¿de verdad necesitamos un entrenador?, esta es la pregunta que todos los que, por decirlo de alguna manera, entrenan de forma regular en busca de un objetivo deberian de responder, pero con total sinceridad. Si pudiera ver las respuestas a la pregunta de todos los que estais leyendo esto ahora mismo os podria decir que mas del 73% de los deportistas que entrenan de forma regular en busca de un objetivo y cuya edad esta comprendida entre los 19 y los 35 años creen que para lograrlo no es necesaria la participacion de un entrenador en su rutina de trabajo, creen saber lo suficiente como para lograrlo sin su ayuda. Esta misma estadística nos demuestra que de esos 73% que deciden prescindir de la figura de un entrenador, el 62% no logra sus objetivos deportivos.
Conociendo estos datos, vuelvo a preguntar, ¿Necesitamos un entrenador?

El atletismo ha avanzado mucho a nivel de imagen social, fruto en gran medida de las numerosas pruebas populares que se disputan a lo largo del año en nuestro pais, en mi querida Galicia el año pasado, que yo haya podido contabilizar, se disputaron mas de 300 pruebas, osea que nos deja una media de casi 1 por dia y más 4 por fin de semana. Gracias a este auge del atletismo "popular" las marcas y firmas deportivas enfocaron muchos de sus productos hacia el sector de lo que ellos llaman "running". Asi no es de estrañar que una mañana cualquiera en la salida de una de esas pruebas populares, o no tan populares, te encuentras con muchos atletas que si escaneas de arriba hacia abajo encontraras que llevan: Un reloj GPS de máxima precisión valorado en 300€, ropa técnica, camiseta y malla o pantalón último modelo de las mejores firmas deportivas, todo ello con un valor aproximado de 100€, medias de compresión o pantorrilleras, porque van a lograr por si solas que corra un 5% mas rápido a costa de pagar 35€ y por supuesto zapatillas, de las mejores, voladoras, para ir mas rápido y de primera marca, esos segundos que le vamos a arañar al crono bien valen 100€.
Una vez hecha la observación pertinente, toca preguntar: ¿quien es tu entrenador?, la respuesta si nos basamos en la estadistica anteriormente descrita mas arriba sera: "no tengo entrenador, ¿para qué?"

Alguno aún dirá que efectivamente: ¿para qué?; pues para todos ellos os diré que cuando vayais a construir vuetra casa, os compreis unos muebles de diseño, último modelo de esos que solo se ven en la tele; una tele de plasma con hd y una resolución tan espectacular que tengais que verla con gafas de sol; una cocina americana que necesiteis un mapa para encontrar las cosas; una piscina olímpica y por supuesto una cama en la que podría dormir el mismo King King, eso si, no contrateis arquitecto, ¿para qué? si total al igual que el entrenador de atletismo, el arquitecto es el que dará sentido a todo lo que nostros buscamos, y con su idea y formación, asi como su experiencia logra que los pilares que sostengan nuestra casa sean solidos.
Es una tonteria ¿no?, ¿para qué los necesitamos?

Poniendonos un poco mas serios, si los deportitas son una parte del problema, la otra viene por el intrusismo que existe en la profesión. No hay una ley o un reglamneto que diga quien puede entrenar a quien, y por aquí es por donde deberíamos empezar. Creo sinceramente que esta es una de las grandes problemáticas con las que nos encontramos a diario y fruto de ella "nacen" entrenadores a diario, como dije anteriormente no es raro ver por cada 5 deportistas 10 entrenadores.
Esa gente, en la mayoría de los casos acaba fracasando con sus planteamientos y con sus ideas, fruto del desconocimiento y de la falta de formación 
y los deportistas acaban por pensar que todos son iguales, grave error, pero comprensible por otra parte.

Otros de los problemas actuales, (esto me lo apuntó Jose Peña, un buen compañero además de gran entrenador, al que mando un saludo) son los "entrenadores de revista". He bautizado con este nombre a los entrenadores que publican sus entrenamientos en revistas o libros y que son muy      seguidos por el público en general, entrenamientos muy del tipo de:  "baja de 3 horas en tu primer maratón" o "rompe la barrera de los 40 minutos en los 10km". Bien, tengo que decir en primer lugar que yo mismo lo he hecho, es decir, yo mismo  edito articulos de entrenamiento para revistas de tirada nacional, ya que colaboro con dos de ellas y muchas veces tenemos que dar al gran público lo que nos demanada. Pero también hay que decir que todos mis artículos de entrenamiento los he empezado con la siguiente frase:


"Lo primero que quiero dejar claro es que, el arte del buen entrenamiento siempre estará mejor supervisado por profesionales del deporte que por nosotros mismos, aquí solo encontrareis unas pautas correctas para realizarlo de forma coherente.
La labor de los entrenadores va mas allá de la simple planificación, es por eso que aunque tengamos ciertas nociones, siempre se debe de recomendar el acudir o asesorarse con un profesional"

Evidentemente la gente luego tomara sus propias decisiones, pero lo que todos ellos deben de tener muy en cuenta es que en las revistas, esos articulos están hechos de modo muy general, siguiendo unos estandares idénticos para todo el mundo, y como bien sabeis cada uno de vosotros, cada deportista es un mundo.
Que se pueden "orientar" por un entrenamiento de una revista para buscar un objetivo, pues claro, pero que deberían buscar un entrenbador para lograr dar continuidad a su vida deportiva, rotundamente SI.



Mi consejo, como entrenador de toda clase de atletas, desde los que compiten a nivel nacional como muchos que solo buscan ir mejorando poco a poco, es que busqueis un entrenador, pero no uno cualquiera, no mireis titulos, obviamente debeis de buscar a alguien formado, pero muchas veces con eso solo no basta; yo por ejemplo tengo el carnet de conducir y no soy mejor piloto que Fernando Alonso, buscad a alguien con experiencia demostrada, alguien que veais que año tras año logra que sus deportistas logren sus objetivos, que conozca el mundo del atletismo en todas sus facetas y que os pueda ayudar a ser cada vez mejores deportistas; huid de los que prometen mucho al principio sin tan siquiera saber que clase de deportistas sois o de aquellos que tras un problema no encuentran salida. Buscad a alguien que responda a todas vuetras dudas y encuentre solución a cualquier problema que pueda surguir por muy pequeño que sea, no perdais ni un minuto con alguien que no sepa ni entienda los principios básicos de entrenamiento, y sobre todo, recordad que el entrenamiento es una agresión, por lo tanto al entrenamiento se va a entrenar, mucho cuidado con el que os diga "ven a entrenar conmigo que lo vas a pasar bien".
El atletismo y su entrenamiento afecta de forma directa en nuestro organismo, músculos, tendones, huesos, se ven sometidos a cargas y repeticiones de trabajo, nuestro sistema circulatorio y repiratorio así como nuestro corazón a un esfuerzo extra,                                                                                                          
¿Vais a dejar eso en manos del azar?

Ahora os vuelvo a hacer la pregunta, ¿de verdad necesitamos un entrenador?

*Entrenadores que apararecen sobre estas lineas: 1º Renato Canova (Wilson Kipsang / Abel Kirui entre otros) 2º Antonio Serrano ( Chema Martinez / Alessandra Aguilar entre otros) 3º Carlos Landin (Victor Riobo / Solange Pereira entre otros)